viernes, 10 de enero de 2020

Paul B Preciado en la École de la Cause Freudienne 17 11 2019

Paul B. Preciado Intervención en las Jornadas Nº 49 de la École de la Cause Freudienne1 Mujeres en Psicoanálisis 17 - Noviembre 2019 - Paul Preciado con los psicoanalistas en Francia Se puede leer la traducción y  transcripción  aquí.

Se presenta como una mutante que reclama a la academia de psicoanalistas que revisen su epistemología,  el psicoanálisis, en tanto,  pertenece a la epistemología patriarcal y colonial sostenida en la diferencia sexual. Desafía a construir una nueva epistemología sobre el sexo no binario. Aventura que Lacan vislumbró pero no pudo salir de ese atolladadero. Los convoca una actitud política para salir de las cárceles de la subjetividad que administran.

Más que sorprendido por las reacciones contrarias que ha generado en Argentina desde posiciones apologéticas de la diferencia sexual o de posiciones progresistas de la sexualidad. Para muestra pueden leerse los artículos El psicoanálisis "binario" de Sergio Zabalza y  Acerca del amor de Irene Meler. El primero parece más al ruido del fin de la conferencia por su rechazo. El segundo responde en una clave evolutiva y progresiva donde mutación del amor y el valor de la igualdad vienen desplegándose desde el fin de la historia. Una epistemología sin rupturas. Sin dejar de mencionar una solicitada que rápidamente se propagó en contra de Paul Preciado Defendernos de Paul Preciado: esa no es nuestra causa.

Hemos ido presentando, desde hace un tiempo, la necesidad de hacer lugar, de una manera más radical, a estos aportes. En el artículo Apuntes sobre la diferencia sexual en el discurso analítico planteabamos la necesidad de ubicar la diferencia sexual más en el campo de la politicidad que en una epistemología que la susbstancializa. Nos animábamos a aventurar dos caminos. Uno a través de Santiago Castro Gómez, que nos parecía tomaba un camino de una nueva hegemonía sobre el tema (vinculado a fenómenos como la marea verde) y otro, el de Paul Preciado, de los cuerpos sujetos disidentes en posiciones singulares o grupales que conmuevan los supuestos epistemológicos vigentes en el tema.


sábado, 4 de enero de 2020

Sobre la diferencia sexual en La permanencia en lo negativo de Slavoj Žižek


Extractos de argumentos y elementos de la comparación sobre 

la diferencia sexual de Lacan a partir de las antinomias de la razón (dinámicas y matemáticas) en el libro  La permanencia en lo negativo de Slavoj Žižek.




La permanencia en lo negativo 
Título original: Tarrying with the Negative: Kant, Hegel, and the Critique of Ideology 
Slavoj Žižek, 1993.


El cogito y la diferencia sexual. La fisura kantiana en lo Universal

En estos párrafos presenta el tema de Kant sobre las antinomias.


Puede parecer paradójico hablar de una «fisura en lo Universal» a propósito de Kant: ¿acaso Kant no estaba obsesionado con lo Universal? ¿Establecer la forma universal (constitutiva) del conocimiento no era su objetivo fundamental? ¿Su ética no propone acaso la forma universal de la norma que regula nuestra actividad como único criterio de la moralidad, etc.? De todos modos, en cuanto la Cosa en sí se postula como inalcanzable, todo universal se interrumpe potencialmente. Todo universal implica un punto de excepción en que su validez, su control, se cancela; o bien, para decirlo en la jerga de la física contemporánea, implica un punto de singularidad. Esta «singularidad» es básicamente el propio sujeto kantiano, es decir, el sujeto vacío de la apercepción trascendental. Debido a esta singularidad, cada una de las tres críticas de Kant «se tropieza» con la universalización. (56)

En la «razón pura», surgen las antinomias cuando, al usar categorías, traspasamos nuestra experiencia finita y nos esforzamos por aplicarlas a la totalidad del universo: si nos esforzamos por concebir el universo como un Todo, este aparece como finito e infinito a la vez, como un nexo causal que todo lo abarca y que contiene seres libres. (56)

En la «razón práctica», la «fisura» es introducida por la posibilidad del «Mal radical», un Mal que, en su forma, coincide con el Bien (el libre albedrío en cuanto voluntad que sigue las reglas universales autopostuladas puede optar por ser «malvado» por principio, no a causa de impulsos empíricos y «patológicos»). (56)

En la «capacidad de juzgar» en cuanto «síntesis» de la razón pura y práctica, la división se produce por partida doble. Primero, tenemos la oposición de la estética y la teleología, dos polos que no forman un Todo armonioso juntos. Lo Bello es «intencionalidad sin propósito»: un producto de la actividad consciente del hombre, que lleva la marca de la intencionalidad, aunque un objeto se considera «bello» solo en la medida en que se experimenta como algo que no sirve a ningún propósito definido, que está aquí sin motivo o fin.  (56)

Las «fórmulas de la sexuación»

En este párrafo une lo sublime, las antinomias y la diferencia sexual

Sin embargo, el problema con esta explicación es que privilegia un modo de lo Sublime (lo Sublime superyoico «dinámico», que se manifiesta en la naturaleza furiosa, en la exhibición de una Fuerza intensa y concentrada que amenaza con abrumarnos) en perjuicio de su segundo modo, lo Sublime «matemático» (el vértigo que nos afecta cuando nos enfrentamos a una serie infinita cuya totalidad está fuera de nuestro alcance). Esta división de lo Sublime, de la intersección de lo Bello y la Teleología, en lo Sublime «matemático» y lo Sublime «dinámico», está lejos de ser insignificante, ya que se refiere directamente a la diferencia sexual. La teoría «oficial» de lo Sublime sostenida no solo por Kant, sino ya antes por Burke, su precursor y fuente, vincula la oposición masculino/femenino con la oposición Sublime/Bello[84]. En contraste con esto, nuestro objetivo es demostrar que, antes de la oposición Sublime/Bello, la diferencia sexual se inscribe en la división inherente de lo Sublime en matemático y dinámico. (64)

Cuadro de las antinomias


Antinomias dinámicas 
Antinomias matemáticas 
Las categorías se aplican a objetos que no pertenecen al orden fenoménico en absoluto (Dios, el alma)
Las categorías se aplican al universo 
  como un Todo, aunque la totalidad de los fenómenos jamás es dada a nuestra intuición finita
Poder sintético que va más allá de una                 mera intuición sensible, esto es, con la             
interconexión lógica necesaria de los 
elementos (nociones de causa y efecto)
Una multiplicidad accesible a la intuición sensible 
Heterogeneidad            
  Homogeneidad
Progresamos del efecto a la causa o  motivo, que (en principio, al menos)   puede pertenecer a un orden ontológico diferente (no sensible e inteligible)              
Todos los elementos pertenecen a la misma serie espacio-temporal
Un objeto que no pertenece a la «realidad»  concebida como campo de la experiencia posible  (Dios, el alma provista de libre albedrío, etc.)
La existencia real de su objeto (el 
 universo como un Todo)
Lo nouménico es lo no fenoménico                       

El campo de los fenómenos nunca está                                                                               completo
Son antinomias de la universalidad                        
la conexión lógica de los fenómenos en el nexo causal universal implica necesariamente una excepción                                                      

Paradoja, no se da ningún objeto en la intuición que no pertenezca al campo   fenoménico, el campo nunca es total:  No todo
El  objeto, alma o Dios no se concibe como objeto de la experiencia posible que la tesis y la antítesis sean  verdaderas
Tanto la tesis como la antítesis son falsas,                       El objeto no existe al que la tesis atribuye finitud y la antítesis adjudica infinitud  
El universo como Todo de la realidad                                                                                       fenoménica es una entidad que se contradice a sí misma             Usa categorías trascendentales constitutivas para el campo de la         experiencia posible, aunque a la vez 
supera la experiencia posible,                                                                                 porque el universo en su totalidad no       puede ser objeto de nuestra experiencia                 finita
Ideal de la razón práctica es interrumpir el nexo causal con un acto libre




la función universal implica una excepción constitutiva
Ideal de la razón pura 
la razón teórica tiende a completar la 
cadena causa representar todo el nexo causal que condujo al acontecimiento por explicar

la falta de excepción respecto de la
función F impide su ciclo universal

Fisura de lo universal, antinomias de la razón y diferencia sexual


(La sexualidad es el efecto que tienen sobre el ser vivo los puntos muertos que surgen cuando se enreda en el orden simbólico. La sexualidad el efecto sobre el cuerpo vivo del punto muerto o la incoherencia que corresponde al orden simbólico en cuanto orden de la universalidad. Kant plantea la fisura de lo universal, las antinomias de la razón pura. Las antinomias kantianas designan el momento en que la diferencia sexual se inscribe por primera vez en el discurso filosófico.)


Las antinomias («dinámicas») son «masculinas»
Las antinomias («matemáticas») son 
«femeninas»
Reproducen las paradojas de la universalidad constituida mediante la excepción
Reproducen las paradojas de la lógica
lacaniana y del «no-todo»

Las fórmulas de la sexuación

(Ex.notFx: existe al menos una x que
no está inscrita en la funciónF)

(Vx.Fx: toda x está inscrita en la funciónF)
(noEx.notFx: no existe ninguna x que no esté inscrita en la funciónF)

(notVx.Fx: no todo de x está inscrito en la
funciónF)

Lectura inversa de Jacques-Alain Miller en Extimite

antinomias femeninas
incoherencia
antinomias masculina
falta de completud

Las antinomias en la cuestión de los derechos humanos

«todo ser humano debe gozar de los derechos a… (la libertad, la propiedad, la salud, etc.)»,  siempre con una excepción latente en el fondo, en tanto él o ella se merezca el título de «ser humano»
«no debe negarse a nadie sus derechos específicos»


En el párrafo que sigue articula las antinomias y las fórmulas de la sexuación

¿Qué tiene que ver todo esto con la diferencia sexual[86]? Lacan intentó formalizar la diferencia sexual en cuanto hecho discursivo mediante sus «fórmulas de la sexuación», en las que el lado «masculino» de la función universal (Vx.Fx: toda x está inscrita en la funciónF) implica la existencia de una excepción (Ex.notFx: existe al menos una x que no está inscrita en la funciónF), mientras que en el lado femenino una negación particular (notVx.Fx: no todo de x está inscrito en la funciónF) implica que no hay ninguna excepción (noEx.notFx: no existe ninguna x que no esté inscrita en la funciónF): 

A propósito de estas fórmulas de la sexuación, debemos prestar atención al hecho de que están estructuradas como antinomias en el sentido kantiano, no como polos opuestos: la relación de contrariedad queda excluida aquí. (En el caso de la antinomia «masculina», por ejemplo, lo contrario de «toda x está inscrita en la funciónF» no es «existe al menos una x que no está inscrita en la funciónF», sino «no todo de x está inscrito en la funciónF»). El sentido común, por lo tanto, sugeriría que las fórmulas son equivalentes si se las vincula en dos pares diagonales: ¿acaso «toda x está inscrita en la funciónF» no es estrictamente equivalente a «no existe ninguna x que no esté inscrita en la funciónF»? Y, por otro 
lado, ¿acaso «no todo de x está inscrito en la funciónF» no es estrictamente equivalente a «existe (al menos) una x que no está inscrita en la funciónF»[87]? El objetivo de Lacan, por el contrario, es poner en duda estos dos signos de la ecuación: la función universal implica una excepción constitutiva; la falta de excepción respecto de la funciónF impide su ciclo universal[88].

Pie de páginas y notas al pie


En esta cita toma a Kant. Articula lo sublime y lo bello en relación al hombre y a la mujer y lo que denomina paradojas perversas. El valor es que articula hombre y mujer, si bien en relación a lo sublime y lo bello. Luego dirá que las antinomias matemáticas y dinámicas son antinomias que surgen de lo sublime. [84] Véase la sección 3 de Kant, Immanuel, Observaciones acerca del sentimiento de lo bello y de lo sublime, Madrid, Alianza, 1990. Aquí, son de especial interés las paradojas perversas en que Kant se ve involucrado cuando se esfuerza por articular la interacción de una hermosa mujer y un hombre sublime: el mensaje último del hombre para una mujer es «Aun si no me amas, te obligaré a respetarme con la pura fuerza de mi grandeza sublime», mientras que la afirmación de la mujer es «Aun si no me respetas, te obligaré a amarme por mi belleza». Estas paradojas son perversas en tanto su premisa subyacente es que, para descubrir la grandeza sublime de la postura moral del hombre, la mujer debe dejar de amarlo, y viceversa: el hombre debe desdeñar a la mujer por su falta de actitud moral adecuada para experimentar el verdadero carácter de su amor por ella. En este sentido, Kant incluso ofrece su propia formulación de la imposibilidad de la relación sexual: en la sexualidad, el objetivo del hombre es o bien la universalidad no especificada de «cualquier mujer» (si es impulsado por la cruda pasión corporal) o bien la imagen de fantasía a la que ninguna mujer real puede corresponder en la realidad (la noción romántica de enamoramiento sublime). En ambos casos, el objeto real, la mujer real en su singularidad, es aniquilado.  



[85] Kant, Immanuel, Crítica de la razón pura, op. cit., pp.504-538 (B454-B488).  


Esta cita es importante por el lazo con Copjec de quien se siente deudor respecto de este tema. La duda que me había surgido es acerca de la autoría del tema. En el libro la Eutanasia de la razón más reciente, parece que cita a Žižek. Lo que dice aquí es de donde sale el tema. El Read My desire no lo encontré traducido al español.

 [86] Estoy en deuda con Joan Copjec por la noción crucial de homología estructural entre las «fórmulas de la sexuación» de Lacan y la oposición kantiana de lo sublime matemático y lo sublime dinámico. Este libro en su totalidad es una muestra de mi deuda teórica con ella. Cf. Copjec, Joan, Read My Desire, Cambridge, MIT Press, 1993.  

[87] Por supuesto que la F de Lacan significa la función de la castración (simbólica): «el hombre está sometido a la castración» implica la excepción de «al menos uno», el padre primordial del mito freudiano en Tótem y tabú, un ser mítico que ha tenido a todas las mujeres y fue capaz de lograr la satisfacción total. Para una explicación de estas «fórmulas de la sexuación», véase Lacan, Jacques, El seminario, libro 20: Aun, Buenos Aires, Paidós, 1982; los dos capítulos principales están traducidos en Lacan, Jacques et al., La sexualidad femenina, Buenos Aires, Homo Sapiens, 1985. Para una presentación resumida, véase también el capítulo 3 de Žižek, Slavoj, Porque no saben lo que hacen: el goce como factor político, Buenos Aires, Paidós, 1998.  

En esta cita plantea la cuestión de las fórmulas de la sexuación en la discusión por los derechos humanos.

[88] El reciente resurgimiento de los problemáticos «derechos humanos» ofrece una oportunidad para demostrar cómo la oposición de Lacan de las fórmulas masculina y femenina puede tener un «uso práctico». El abordaje «masculino» de los derechos humanos se basa en la universalización: «todo ser humano debe gozar de los derechos a… (la libertad, la propiedad, la salud, etc.)», siempre con una excepción latente en el fondo. Es fácil, por ejemplo, simplemente afirmar que cada x debe gozar de estos derechos en tanto él o ella se merezca el título de «ser humano» (es decir, de nuestra noción idealizada e ideológica de este), un movimiento que nos permite excluir en forma encubierta a aquellos que no se ajustan a nuestros criterios (los locos, los criminales, los niños, las mujeres, otras razas, etc.). Por otro lado, el abordaje «femenino» parece mucho más apropiado para nuestra actitud «posmoderna»: «no debe negarse a nadie sus derechos específicos», un movimiento que garantiza que los derechos específicos, los únicos que realmente importan, no serán excluidos como universalidad aparentemente neutral que todo lo abarca. Véase Salecl, Renata, The Spoils of Freedom, Londres, Routledge, 1993.  

[89] O bien, para decirlo en términos lacanianos, el hombre y la mujer «se dividen de manera diferente y esta diferencia en la división da cuenta de la diferencia sexual» (Fink, Bruce, «There’s No Such Thing as a Sexual Relationship», Newsletter of the Freudian Field, vol. 5, n.º1-2, 1992, p.78).  

Sobre Jacques-Alain Miller, el autor dice que este ubica las antinomias de la razón de forma inversa para el lado masculino y el lado femenino.

[90] Al parecer, existen fundamentos para hacer una lectura opuesta que vincularía las antinomias dinámicas con el lado femenino de las fórmulas de la 
sexuación y las antinomias matemáticas con el lado masculino: tal como señala Jacques-Alain Miller, las antinomias femeninas son antinomias de incoherencia, mientras que las antinomias masculinas son antinomias de falta de completud. ¿Y acaso las antinomias dinámicas no tratan de la incoherencia entre las relaciones causales universales y el hecho de la libertad? Por otro lado, ¿las antinomias matemáticas no dependen de la finitud, es decir, de su condición de incompletas, de nuestra experiencia fenoménica? (Véase Miller, Jacques-Alain, «Extimità» [seminario inédito], París, 1985-1986). Sin embargo, el carácter incompleto, de «notodo», del campo fenoménico en Kant no implica que algo existe más allá o fuera de este campo; en cambio, implica la incoherencia inherente del campo: los fenómenos jamás son «totales», aunque no haya excepciones, ni nada fuera de ellas. Solo la antinomia dinámica se refiere a la oposición entre los fenómenos y su Más allá nouménico

En este párrafo aparece el escándalo ontológico. El sujeto no es sustancia, la diferencia sexual no corresponde a entidades sustanciales y positivas. El escándalo ontológico de las antinomias parece plantear modalidades del cogito. Es la conclusión con un desarrollo sobre el cogito y la semejanza entre el sujeto de la apercepción  de Kant y el sujeto de la conciencia de Descartes

Y lo mismo aplica para la lógica diferencia sexual: es solo en Kant (es decir, en el momento en que el sujeto es concebido explícitamente por primera vez como no sustancia, y no como «parte del mundo») que esa diferencia sexual se convierte en lo que siempre ya era, no en una diferencia de dos entidades sustanciales y positivas, sino en el «escándalo ontológico» de los dos tipos de antinomias y, por lo tanto, en la diferencia de las dos modalidades del cogito. (71)

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Feminismos, patriarcado y orden neoliberal


Este viernes, 22 de noviembre a las 19:30 en Lugares Comunes Centro Cultural, -Rivadavia 448 (altos) Junín Bs. As.- recibimos a Graciela Di Marco, autora de ‘El pueblo feminista’ y ‘Feminismos y populismos del siglo XXI’.
Viene para hablar sobre sus libros, en el marco de la problemática feminista actual y las investigaciones sobre la construcción de hegemonía de los feminismos a nivel local, nacional y transnacional.      Di Marco, socióloga, doctora en sociología y académica de la UNSAM, expondrá sobre estas cuestiones y a partir de su aporte compartiremos reflexiones tratando de hacer una lectura crítica de lo que ocurre en este tiempo, desde una perspectiva decolonial.
Invitan: Laura Tortoriello, Jorge Alonso, Gastón Viola Prioli y Mateo Ciampagna.

martes, 10 de septiembre de 2019

(Memoria) Servicio cívico voluntario para vagos y malentretenidos, jóvenes en situación de vulnerabilidad o sin conchabo

(La actividad del taller se enmarcó en el encuentro que se realizó en Junín de la Red artística y cultural Foro de organizaciones y espacios culturales del noroeste bonaerense)

Taller de estudios decoloniales de Junín. Lugares comunes. 17 de agosto de 2019


CON LA PRESENCIA DE NICOLAS SILLITTI

No hace tanto, en el taller, vimos como la astucia de los subalternos se correspondía con el horror de los poderosos y contrastamos la perspectiva de la vuelta (al gobierno de un frente popular) con la fuga (de capitales) de un gobierno que está fracasando respecto de sus promesas y deja a la ciudadanía en condiciones peores de las que estaba en 2015.

En esa ocasión charlamos con José Luis Bruzzone sobre su libro 'El tambor de Foqui'. Contó que uno de los propósitos de su libro era reflejar la vida, los valores, las astucias de las poblaciones que quedaban sueltas, vagando por la pampa Argentina, como pasó por ejemplo después de la crisis del 30. Desclasados, sin trabajo, sin familia, sin un lugar propio, se van topando con pequeñas oportunidades y no las sueltan. Astucias, formas ladinas, oportunistas, solidarias, insurrectas, insubordinadas, con el regusto de la mala sangre.

La idea de “poblaciones sueltas y libradas a su suerte” nos permitió ubicar a los jóvenes ni ni, jóvenes que no estudian ni trabajan, en este marco y la propuesta del gobierno nacional de llevar adelante una política de atención a esta población con el Servicio cívico voluntario en valores.

Contando con la participación de Nicolás Sillitti (Universidad de Indiana. USA), doctorando en Historia y especialista en Servicio Militar obligatorio en la Argentina desarrollamos el taller.

"El servicio cívico voluntario en valores", último lanzamiento del Ministerio de seguridad de la Nación y Gendarmería Nacional se presentó con esta definición: "Brindamos una experiencia formativa para que los jóvenes descubran y potencien sus habilidades y destrezas. Que encuentren en la disciplina una herramienta para descubrir su vocación abrazando los valores democráticos y republicanos, el compromiso con el bien común, la promoción de la cultura de paz y el desarrollo personal. Se ofrecen talleres para jóvenes de 16 a 20 años en situación de vulnerabilidad. Para fortalecer capacidades para llevar adelante sus proyectos de vida, para potenciar el desarrollo intercultural y solidario de la comunidad y para dotar y reforzar habilidades sociales, incorporar normas, rutinas y hábitos. En cuatro lugares del país. Buenos Aires, Rio Negro, Córdoba y Santiago del Estero.

Gabriel Vommaro, un estudioso de las políticas públicas sobre los jóvenes, de aquellas que, a partir de las políticas de asignación directa de recursos, a través del estado y de la educación, o, a través del mercado, ofrecen a los jóvenes distintos modos de acceso a bienes económicos y a derechos, familias, trabajos, educación, viviendas y salud. El autor ha podido establecer avances en el período del 2000 al 2014 en Latinoamérica, pero también los desafíos para seguir avanzando. Si bien el estudio no llega a los últimos años, coincidentes con el avance de gobiernos y políticas de derecha, las ideas de un servicio cívico voluntario en valores que lo sostienen parecen más bien indicar un retroceso.

Nicolás Sillitti dirá que el servicio militar obligatorio en la Argentina del siglo XX se inscribe en los ideales y en las políticas de las dirigencias liberal-reformistas de principios del siglo 20.. Formación cívica con prácticas higienistas y de alfabetización y una mirada homogenizante de la población. El deber de dar la vida por la patria, se equilibra en tanto el soldado era un sujeto de derechos, que le reconocía derechos políticos. De modo que las prácticas en los cuarteles, la sociabilidad, los vínculos entre ciudadanía, Nación y ejército toman caminos propios. Sorpresas ante las ideas sobre la sociedad, las clases, la etnicidad, la educación, donde el "negrito vivaracho” se junta con el "blanquito de reloj y galera”. La vida en los cuarteles en cierto modo contiene ideales militares a la par que genera un sujeto de derecho.

En la comparación sobre similitudes y novedades de la actual propuesta del servicio cívico voluntario, con anteriores experiencias: el servicio militar obligatorio del siglo 20, la ley de vagos y malentretenidos del siglo 19 y las de la época colonial, surge a las claras lo irrisorio del Servicio cívico voluntario en valores. Buscamos entender el sentido de esta apelación a la memoria social sobre el reclutamiento como algo virtuoso para disciplinar y esa pasión de los gobernantes por disciplinar a sujetos librados a su suerte por las políticas que ellos mismos implementan.

La propuesta de Bullrich es una versión patética del servicio obligatorio, sea por su extensión muy limitada a la población a la que se dirige, los escasos lugares o sedes, pero además por la inversión que supone poner de relieve valores de autorrealización y adaptación a la vida productiva y la licuación que supone de una subjetivación ciudadana. La mención a jóvenes en situación de vulnerabilidad es muy similar a aquellas otras de siglos anteriores de vagos y malentretenidos sin conchabo que dió lugar a otras leyes de reclutamiento y de intentos de disciplinamiento de “poblaciones sueltas”.

Convocantes Laura Tortoriello, Gastón Viola Prioli, Jorge Alonso y Mateo Ciampagna. Ilustración de María Clara Alonso.

Bibliografía

Sillitti Nicolás El Servicio Militar Obligatorio y la “cuestión social”: apuntes para la construcción de un problema historiográfico. Pasado Abierto. Revista del CEHis. No7. Mar del Plata. Enero-Junio 2018. ISSN No2451-6961. http://fh.mdp.edu.ar/revistas/index.php/pasadoabierto

Pablo Vommaro, P.A. (2016). Hacia los enfoques generacionales e intergeneracionales: tensiones y perspectivas en las políticas públicas de juventud en América Latina. Revista Latinoamericana de Estudios de Familia, 8, 119-135. ISSN 2215-8758 (En línea)

Sillitti Nicolas Entrevista en La Nación, programa La repregunta: Servicio militar obligatorio, una herramienta de construcción de ciudadanía?
https://www.youtube.com/watch?feature=share&v=1kQXdfoW9H8&app=desktop

https://www.argentina.gob.ar/servicio-civico-voluntario-en-valores

https://discursoanalitico.blogspot.com/2019/07/la-vuelta-en-tiempos-de-fuga.html

lunes, 12 de agosto de 2019

Servicio cívico voluntario para vagos y malentretenidos, jóvenes en situación de vulnerabilidad o sin conchabo

CON LA PRESENCIA DE NICOLAS SILLITTI




En la reunión del Taller de  Estudios Decoloniales, del sábado 13 de julio pasado, vimos como la astucia de los subalternos se correspondía con el horror de los poderosos y contrastamos la perspectiva de la vuelta (al gobierno de un frente popular) con la fuga (de capitales) de un gobierno que está fracasando respecto de sus promesas y deja a la ciudadanía en condiciones peores de las que estaba en 2015.

Lo hicimos analizando con José Luis Bruzzone su libro 'El tambor de Foqui'. Bruzzone relató que el fin de su libro fue reflejar la vida, los valores, las astucias de las poblaciones que quedaban sueltas, vagando por la pampa Argentina, como pasó por ejemplo después de la crisis del 30. Desclasados, sin trabajo, sin familia, sin un lugar propio, se van topando con pequeñas oportunidades y no las sueltan. Astucias, formas ladinas, oportunistas, solidarias, insurrectas, insubordinadas, con el regusto de la mala sangre.

El sábado 17 de agosto de 2019, el Taller de Estudios Decoloniales de Junín se reunirá a las 18, en Lugares Comunes Centro Cultural, Rivadavia 448, Junín, esta vez con la participación de Nicolás Silliti (Universidad de Indiana. USA), doctorando en Historia y especialista en Servicio Militar obligatorio en la Argentina, poniendo el foco de la reflexión en proyectos que actualmente apuntan a la formación de los jóvenes.

 "El servicio cívico voluntario en valores", por ejemplo, último lanzamiento del Ministerio de seguridad de la Nación y Gendarmería Nacional se presentó con esta definición: "Brindamos una experiencia formativa para que los jóvenes descubran y potencien sus habilidades y destrezas. Que encuentren en la disciplina una herramienta para descubrir su vocación abrazando los valores democráticos y republicanos, el compromiso con el bien común, la promoción de la cultura de paz y el desarrollo personal. Se ofrecen talleres para jóvenes de 16 a 20 años en situación de vulnerabilidad. Para fortalecer capacidades para llevar adelante sus proyectos de vida, para potenciar el desarrollo intercultural y solidario de la comunidad y para dotar y reforzar habilidades sociales, incorporar normas, rutinas y hábitos. En cuatro lugares del país. Buenos Aires, Rio Negro, Córdoba y Santiago del Estero.

Tomamos a Gabriel Vommaro, un estudioso de las políticas públicas sobre los jóvenes, aquellas que  partir de las políticas de asignación directa de recursos, a través del estado y de la educación, o a través del mercado, ofrecen a los jóvenes distintos modos de acceso a bienes económicos y a derechos, familias, trabajos, educación, viviendas y salud; que analiza el período del 2000 al 2014 en Latinoamérica y muestra los avances.

Además nos visita  Nicolas Sillitti, quien se ocupa del servicio militar obligatorio en la Argentina del siglo XX y plantea como esa política se inscribe en los ideales de las dirigencias liberal-reformistas. Formación cívica con prácticas higienistas y de alfabetización y una mirada más homogenizante de la población.  Prácticas en los cuarteles cuya sociabilidad, vínculos entre ciudadanía, Nación y ejército toman caminos propios. Sorpresas ante las ideas sobre la sociedad, las clases, la etnicidad, la educación, donde el "negrito vivaracho” se junta con el "blanquito de reloj y galera”.

Aprovechamos esa ocasión para comparar con otras ideas. La potencia recipiendaria de la que habla Lezama Lima de los indios frente al español. La vuelta del malón y la inversión que plantea la cautiva en la vida nacional, alterando la estructura antropológica colonialista. Un subalterno, un indio, se pone el lugar del hombre blanco europeo y le arrebata una mujer. Imagen horrorosa y rechazada por la mentalidad civilizatoria. También volvemos a las ideas de Dussel y Castro Gómez. Gobernar tiene que ver con desobedecer al poder fetichizado o conservador que impone política de las corporaciones y elites dominantes, que representan intereses no nacionales del capital y la actividad económica de escala trasnacional.

 En este taller buscamos hablar con Sillitti sobre  similitudes y novedades de la actual propuesta del servicio cívico voluntario, con anteriores experiencias:  el servicio militar obligatorio del siglo 20, la ley de vagos y malentretenidos del siglo 19 y las de la época colonial. Buscamos entender  el sentido de esta apelación a la memoria social sobre el reclutamiento como algo virtuoso para disciplinar y esa pasión de los gobernantes por disciplinar a sujetos librados a su suerte por las políticas que ellos mismos implementan.

Convocan Laura Tortoriello, Gastón Viola Prioli, Jorge Alonso y Mateo Ciampagna. Ilustración de María Clara Alonso.

Bibliografía

Sillitti Nicolás El Servicio Militar Obligatorio y la “cuestión social”: apuntes para la construcción de un problema historiográfico. Pasado Abierto. Revista del CEHis. No7. Mar del Plata. Enero-Junio 2018. ISSN No2451-6961. http://fh.mdp.edu.ar/revistas/index.php/pasadoabierto

Pablo Vommaro, P.A. (2016). Hacia los enfoques generacionales e intergeneracionales: tensiones y perspectivas en las políticas públicas de juventud en América Latina. Revista Latinoamericana de Estudios de Familia, 8, 119-135. ISSN 2215-8758 (En línea)

Sillitti Nicolas Entrevista en La Nación, programa La repregunta: Servicio militar obligatorio, una herramienta de construcción de ciudadanía?
https://www.youtube.com/watch?feature=share&v=1kQXdfoW9H8&app=desktop

https://www.argentina.gob.ar/servicio-civico-voluntario-en-valores

https://discursoanalitico.blogspot.com/2019/07/la-vuelta-en-tiempos-de-fuga.html

miércoles, 7 de agosto de 2019

Feminismo(s) y (los) psicoanálisis

En el suplemento de Página 12 de Psicología se produjo un debate sobre Psicoanálisis y feminismo en estos días. No sabemos si va a seguir o no.

El artículo de Elisa Ponieman, Psicoanálisis y feminismo la sexualidad femenina abordada desde la masculina, problematiza la noción de castración por el  resabio que contiene de masculino en la interpretación de la sexualidad femenina.

Nora Merlín y Sergio Zabalza responden en un artículo firmado por ambos, Un diálogo posible entre los feminismos y el psicoanálisis La sexualidad como producto del discurso o de su fracaso. Plantean sosteniendo sus argumentos en un tiempo de la enseñanza de Lacan, alrededor del seminario Aún. Justamente lo que enuncia el título es que hay dos formas de entender la sexualidad: la sexualidad es producto del discurso y pertenece al orden simbólico; o, la sexualidad es aquello que está más allá del discurso, es su falla y pertenece a lo real.

Algunas elementos de la discusión:

Los autores deslizan en el título un viraje del planteo. Ya no es psicoanálisis y feminismo, sino feminismos y psicoanálisis. El plural de feminismos parece plantear de antemano una  heterogeneidad no agrupable en el singular. No es así con respecto al psicoanálisis, donde sería posible establecer una homogeneidad mayor. Se trataría de una versión para establecer una jerarquía entre uno y otro.

El gesto teórico de Elisa Ponieman, parece ir hacia lugares revisables del psicoanálisis, frente a la postura de un psicoanálisis hegemonizado, donde hay errores que quedan a la vista a la luz del feminismo. No establece un campo diferenciado ni jerarquizado, pero que al ponerse en contacto se iluminan uno a otro y pueden modificarse.

La reacción de Nora Merlín y Sergio Zabalza descansa en la postura que hemos podido ver hace un tiempo en la respuesta de Joan Copyec a Judith Butler. En Apuntes sobre la diferencia sexual en el discurso analítico  planteamos la objeción de Joan Copyec a Judith Butler como desustancialización de la diferencia sexual. La diferencia sexual es real y no simbólica como plantea Judith Butler. Es la misma falla del lenguaje, de la razón, la falla sexual, es la imposibilidad del sentido.

Esa idea contrasta a Judith Butler para quien el sexo no es una substancia metafísica, sino una significación atada a los actos y producida performativamente. La diferencia sexual no es constante e invariable, y promueve la deconstrucción de la ficción del sexo. El sexo es algo que se hace y que se deshace. Sin querer la pareja ubica su psicoanálisis en uno de estos dos feminismos.

Asimismo, al establecer feminismos, toma posición respecto de ese debate sobre la conveniencia de la unidad o no del feminismo.

No será posible la indiferencia entre ambos campos. Tampoco, que uno esclarezca al otro anteponiendo sus supuestos. Será posible que, al acercar ambos, ambos campos teóricos se modifiquen. Abordajes teóricos de un psicoanálisis no patriarcal, y feminismos con argumentos psicoanalíticos. La historia tan transitada de más de doscientos años de feminismo y más de 120 de psicoanálisis no nos deja lugar a los olvidos de supuestos teóricos e históricos que no pueden dejar de tomarse en cuenta, aún en una pequeña discusión.